PrensaFe
AfterNews

Susana Giménez cumple 75 años: la vida y obra de la gran diva argentina

La diva de la televisión argentina cumple un nuevo aniversario de vida. Madre a los 18, mujer de los “mil” maridos, espontánea al 100.

Para el imaginario popular algunos ídolos están más allá del tiempo y el caso de Susana Giménez, que hoy cumple 75 años, parece corroborarlo. Para muchos y muchas, “Susana” a secas, ya forma parte del mobiliario nacional y permanece joven y espléndida porque sin ella la vida sería menos confortable.

Segunda diva auténtica del actual olimpo argentino -que en vano intenta crear reemplazos- sigue los caminos de su modelo Mirtha Legrand, la ex “chica Shock” se mete en los hogares a través de la pantalla chica y es una integrante más en algunas familias.

Nacida como María Susana Giménez Aubert en Buenos Aires el 29 de enero de 1944, Susana hizo y pudo todo; da la sensación de que tiene la capacidad de convertir en oro todo lo que se propone, desde que era modelo, cuando fue vedette, cuando fue actriz, cuando se metió a editora de su propia revista y ahora que revive año a año con su ciclo Susana Giménez.

Desde que apareció por primera vez en la tapa de Gente con la leyenda “Susana, la mujer que mata”, en 1967, tiene uno de los rostros más frecuentes en las publicaciones del Río de la Plata, donde se encumbró fabricando una personalidad encantadora, avasallante aunque distinta a la de su colega Moria Casán, de singular simpatía más allá de sus atributos físicos, y se transformó en un deseado modelo de vida para muchas jóvenes que han intentado emularla.

Autora de preguntas acerca de si los dinosaurios estaban vivos o de cómo le acomodaba las pelotas una mujer a su esposo golfista, acuñó latiguillos como “¡Me lo como!”, “¡Ay, mi amooor!”, “¡Qué amoroso!” e introdujo la palabra “ídola”, que no existía en la lengua castellana y que fue adoptada de inmediato por mucha gente. La carrera de Susana fue siempre en ascenso; luego de haber estudiado en el Quilmes High School y el colegio

La Anunciata, y haberse casado con un hombre de apellido -como desea cualquier buena familia de clase media alta-, tuvo a su hija Mercedes Sarrabayrouse a los 18 años y de allí pasó a integrar la agencia de modelos de Héctor Cavallero. Su figura y su encanto llamaron la atención del director Fernando Ayala, quien la integró al elenco de

En mi casa mando yo (1968), con Luis Sandrini y Malvina Pastorino, a lo que siguieron sus intervenciones en los programas Sótano beat y Matrimonios y algo más. Este último le valió su primer Martín Fierro en 1970, como “revelación”.

La actriz, ex vedette y conductora llegó a coleccionar hasta el momento 27 estatuillas entregadas por Aptra, así como parejas y maridos, entre quienes se contaron Carlos Monzón, Ricardo Darín cuando ella tenía 34 años y él 21, y su marido legal Huberto Roviralta, contra el que revoleó ceniceros y terminó pagándole más de 10 millones de dólares al terminar el vínculo. Los rumores y la prensa del corazón agregan otros nombres a ese núcleo.

En teatro debutó con Las mariposas son libres, junto a Rodolfo Bebán y Ana María Campoy, fue pareja de Leonardo Favio en Fuiste mía un verano y de Monzón en La Mary. Incursionó en la revista gracias a Gerardo Sofovich, protagonizó la primera versión de Sugar, posó desnuda para Playboy, rodó películas en Italia y compartió varias con Alberto Olmedo y Jorge Porcel, hasta que recaló en su show televisivo imitando a Raffaella Carrá para luego hacerlo auténticamente suyo.

Con Monzón fueron protagonistas en La Mary. Luego comenzaron una relación amorosa.
Susana Giménez es a estas alturas una figura emblemática del imaginario argentino: siempre joven, siempre exitosa, siempre millonaria y siempre “genial”. Es, aunque el almanaque le marque 75 primaveras, una auténtica estrella, sin la cual el país sería absolutamente otro.

¿Vuelve sólo para entrevistar a Luis Miguel?

El cantante mexicano Luis Miguel se presentará el próximo 26 de febrero en el estadio Orfeo de Córdoba y el 1 de marzo en el Campo Argentino de Polo de Buenos Aires. La última vez que vino al país fue en 2015, cuando realizó dos shows en Buenos Aires y otro en Córdoba.

El año anterior había dado una gala íntima en La Rural. En las últimas horas se supo que el cantante es artista exclusivo de Telefe y existiría la posibilidad de que se haga un programa especial con él. El mismo sería con Susana Giménez, quien el año pasado quiso tenerlo para sus especiales y no pudo.

¿Qué dijo Susana?: “Seguramente va a estar en uno de mis especiales. Lo conozco hace muchos años, somos amigos. He ido a su casa en Acapulco, México”, contaba la diva hace unos meses. Se refería tal vez a la histórica visita que la diva hizo a “Luismi” en su mansión sobre las playas de Acapulco, allá por 1996. Luego, en 2002, se reencontraron en el hotel Conrad de Punta del Este para otro especial televisivo.

Susana tendría un encuentro a solas con Luis Miguel pese a que falta para que ella regrese a la televisión. De concretarse, sería un especial que se grabaría en algún lugar del mundo antes de su llegada a la Argentina. En el caso que no se llegue a dar la nota con “Su”, la entrevista la haría Marley.

 

Fuente: Los Andes.-

Comentarios Facebook

Related posts

Cosquín Rock: para Patricia Sosa, José Palazzo es “machista e ignorante”

4ViasSs

Aníbal Pachano: “No sé cuánto me queda de vida”

4ViasSs

Llegó a la Argentina Diego Boneta, el actor que interpretó a Luis Miguel

4ViasSs