El asesinato de Ema “Pimpi” Sandoval

El asesinato de Ema “Pimpi” Sandoval confirma la continuidad de los negocios de las bandas narcos que nunca fueron desactivadas por más que se haya dicho todo lo contrario. Es un crimen con información previa, precisa y contundencia. Hay una logística especial. Aquel atentado contra Bonfatti que investigó con mínima pasión por la verdad la doctora Alejandra Rodenas sigue vigente de cara no al pasado sino al futuro, a lo que suceda en la provincia a partir del 10 de diciembre. Sandoval, durante mucho tiempo, fue considerado hombre de Alvarado. Hoy, de acuerdo a la casa que habitaba, tenía amigos poderosos que ahora estarán muy nerviosos. Las bandas mafiosas matan cuando quieren, como tantas veces dijimos. El problema es hondo y profundamente político. Los nichos de corrupción de las fuerzas de seguridad, provinciales y nacionales, siguen actuando y tratando de marcar la cancha. Como varias veces lo djimos, el 2013 sigue vivo en el presente. Es un crimen que apunta al futuro próximo.

Fuente: Prensa Dip. Carlos Del Frade.-

Chequea también

Sarnaglia llegó a declarar al Centro de Justicia Penal antes de lo previsto

La audiencia estaba prevista para las 14 pero, sin que se informara el cambio, se …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *