“el sistema de transporte urbano ha visto achicar la cantidad de unidades en circulación; desde un 30 % aproximadamente al comienzo del aislamiento obligatorio (durante fin de marzo y principios de abril), es decir, unas 65 unidades en las calles por día; a una cantidad del orden del 50 % -unas 100 unidades- en estos últimos días.

El Concejo pide elevar el número de colectivos para evitar el aglomeramientos

Los ediles aprobaron el proyecto presentado por Carlos Pereira e Inés Larriera (UCR-Juntos por el Cambio) con el objetivo de mejorar las frecuencias, garantizar que los pasajeros puedan viajar sentados y evitar aglomeraciones en el interior de las unidades.

“Hoy sucede algo prohibido por las autoridades sanitarias en el marco del COVID: en algunos horarios los coches circulan repletos y con gente parada”, advirtieron los autores del proyecto.

Durante la sesión de esta semana, el Concejo Deliberante aprobó un proyecto de Inés Larriera y Carlos Pereira (UCR-Juntos por el Cambio) para que se realicen los estudios de factibilidad con el objetivo de que las empresas de Transporte Público por Colectivos incrementen la cantidad de coches en circulación, a los efectos de mejorar las frecuencias, garantizar que los pasajeros puedan viajar sentados y evitar aglomeraciones en el interior de las unidades. En ese sentido, se establece que el Órgano de Control del Transporte Público de la Ciudad realice las estimaciones correspondientes sobre la base de la cantidad de pasajeros transportados y la cantidad de unidades en circulación, “a los efectos de determinar cantidad de coches y en cuáles líneas deben sumarse para una correcta prestación del servicio”.

Al fundamentar la propuesta, Carlos Pereira e Inés Larriera recordaron que uno de los espacios con mayor peligrosidad a la hora del contagio del COVID-19 son los lugares cerrados y pequeños, donde se concentra una importante cantidad de gente, como los colectivos del transporte urbano. “A raíz de diversas denuncias recibidas por parte de los usuarios, hemos podido constatar que muchas veces los coches vienen repletos y con gente parada, lo que se encuentra expresamente prohibido: las instrucciones que han emanado desde las autoridades sanitarias indican que los coches deben transportar tantos pasajeros como asientos poseen, evitando el viaje de parado”, apuntaron los ediles de la UCR en Juntos por el Cambio.

Números

“La situación es preocupante ya que mientras el Estado Nacional y Provincial prohíben los encuentros familiares de hasta 10 personas -que ya habían sido autorizados- por otro lado, en los colectivos del transporte urbano, viajan 40 personas o más, paradas y sin las medidas de distanciamiento necesarias”, señalaron los concejales y agregaron que “a través del presente proyecto solicitamos un incremento en la cantidad de unidades del transporte público para evitar que se produzcan estas situaciones de aglomeración”.

Carlos Pereira e Inés Larriera evaluaron que el sistema “posee la suficiente cantidad de unidades, pero que se hoy se encuentran ociosas; no nos olvidemos que en un mes normal de circulación se encontraban en la calle, por día, más de 200 coches”, de las que hoy se encuentran circulando alrededor de 100.

En ese sentido, los ediles señalaron que “el sistema de transporte urbano ha visto achicar la cantidad de unidades en circulación; desde un 30 % aproximadamente al comienzo del aislamiento obligatorio (durante fin de marzo y principios de abril), es decir, unas 65 unidades en las calles por día; a una cantidad del orden del 50 % -unas 100 unidades- en estos últimos días.

Para los concejales “tampoco es admisible lo que sucede en algunas situaciones: colectivos que circulan con todos los asientos ocupados, no paran a levantar nuevos pasajeros. Así, se dan casos donde muchos usuarios han debido esperar el paso de dos y tres unidades, hasta que pudieron subir a un coche con disponibilidad de lugares para viajar sentado. Demás está decir que este tipo de situación acarrea perjuicios a los pasajeros, con llegadas tarde a lugares de destino”.

Finalmente, remarcaron  que a través del Órgano de Control del Transporte Público, y sobre los datos de viajes que proporciona el sistema SUBE, es posible indicar donde hay que colocar los refuerzos de los coches, ya se trate en determinados horarios o en determinadas líneas.

Fuente: El Litoral.-

Chequea también

Se dictará un curso gratuito sobre diseño e impresión en 3D

La Municipalidad de Santa Fe abre la convocatoria para una capacitación gratuita y virtual de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *