Francisco en Japón: “La próxima guerra será por el agua”

Lo dijo durante un encuentro con el emperador Naruhito. Este martes regresa a Roma.

En el anteúltimo día de su gira apostólica a Japón, dominada por los crecientes peligros de las armas nucleares y el recuerdo de la destrucción atómica de Hiroshima y Nagasaki en agosto de 1945 que puso fin a la Segunda Guerra Mundial, el papa Francisco dijo al emperador nipón Naruhito que “la próxima guerra será por un conflicto por la posesión del agua”.

Francisco culminó su jornada con un encuentro con el primer ministro japonés Shinzo Abe, con quien concluyó prácticamente su gira. Abe, en una ceremonia con todo el gobierno y el cuerpo diplomático, dijo que “Japón tiene la misión de guiar la acción contra las armas nucleares”.

El martes oficiará misa ante los jesuitas que residen en Japón en visita a la famosa Universidad de Sophia, fundada por la Compañía de Jesús. Durante tres horas visitará la alta casa de estudios y después irá al aeropuerto. Tras una breve sesión de despedida partirá por vía aérea de regreso a Roma. Gracias a las ocho horas de diferencia horaria, se estima que el avión de la Japan Airlines aterrizará en Roma a las 17,15 (cuatro horas menos en Argentina).

El pontífice argentino, estuvo 25 minutos este lunes con Naruhito en el Palacio Imperial situado en el centro de Tokio. El emperador había visitado a Jorge Bergoglio con su esposa, la princesa Masako, que no estuvo presente, en el Vaticano en 2016, cuando era el príncipe heredero.

Los temas ambientales estuvieron en el centro de las conversaciones, según informaron algunas fuentes. Naruhito es miembro de la “Comisión mundial sobre el agua para el siglo XXI”. Fuentes del Palacio Imperial señalaron que Francisco destacó como el problema del ambiente es de difícil solución porque está vinculado a la economía.

El encuentro tuvo lugar en la sala del bambú. En una referencia al tema nuclear, que el domingo lo llevó a visitar Hiroshima y Nagasaki, las dos ciudades arrasadas por las bombas atómicas norteamericanas, Jorge Bergoglio narró a Naruhito que cuando era niño en Buenos Aires, a los nueve años, supo de la catástrofe que con los años acumuló en las ciudades muchas víctimas de las radiaciones, con un total estimado de 400 mil muertos. “Lloré mucho y por eso le aseguro que lo que dije ayer en Nagasaki e Hiroshima me vino del corazón”, le dijo al emperador japonés.

Con las víctimas de Fukushima
La jornada del obispo de Roma comenzó a las 10 de la mañana (doce horas menos en la Argentina), en la Bellesale Hanzomon, con el encuentro más dramático de la jornada: las víctimas de la “triple catástrofe”, que comenzó el 11 de marzo de 2011, cuando se produjo un terremoto de nivel 9 de la escala Richter, seguido de un tsunami que embistió una amplia zona de las costas del noroeste de Japón, matando a casi 20 mil personas y dañando seriamente la central nuclear de Fukushima​. La gigantesca oleada de 30 metros de altura causó el peor accidente nuclear en el mundo desde el que sufrió la central ucraniana de Chernobyl en 1986.

Unos 470 mil habitantes debieron ser evacuados de sus hogares en los primeros días de la catástrofe, incluidos 160 mil de la zona de la central de Fukushima.

Actualmente siguen evacuadas unas 50 mil personas que han sufrido un serio deterioro en sus niveles de vida y en su salud y que claman por volver a sus hogares. Las autoridades señalaron que 3.700 evacuados murieron en estos años como consecuencia del las pésimas condiciones de vida. De los que aún no han regresado a casa, muchos no podrán hacerlo nunca porque vivían en torno a la central nuclear y los niveles de radiación seguirán siendo fatales por muchos años.

El Papa recordó ante las 300 personas que asistieron al encuentro, una parte de ellos sobrevivientes al “triple desastre” que los obispos japoneses en 2016 hicieron un llamado al mundo reclamando la abolición de las centrales nucleares.

El gobierno de Tokio cerró entonces todas las centrales nucleares, pero una parte entró en funcionamiento en los últimos años.

En la actualidad funcionan cinco de las nueve centrales atómicas japonesas que producen electricidad.

“Lo que Japón ha experimento en los años que siguieron a la catástrofe de Fukushima nos señala que debeos informar al mundo de los peligros de la producción de energía nuclear y pedir su abolición”, escribieron los obispos de la Conferencia Episcopal nipona.

Bergoglio llamó también a tomar “decisiones valientes” sobre la explotación de los recursos naturales, sobre todo “de las futuras fuentes energéticas”.

Escuchando y dialogando sobre los testimonios de algunas víctimas, el Papa afirmó que “para crecer y descubrir nuestra identidad y belleza interior no podemos mirarnos en el espero”, aconsejó. “Se han inventado muchas coas pero gracias a Dios, todavía no existen selfies del alma”.

Con jóvenes
Francisco se encontró después en la catedral de Santa María con un millar de jóvenes mientras muchos más no pudieron entrar pero lo ovacionaron gritándole en español “¡Viva el Papa!”. Jorge Bergoglio en su discurso celebró “la diversidad humana” y pidió abrazarla para “vivir juntos en armonía y sin necesidad que seamos igualitos, porque no nos hicieron a todos a máquina”.

“Cada uno trae una historia para compartir”, agregó Bergoglio. Pidió a los jóvenes “combatir la pobreza espiritual en medio de una sociedad frenética y enfocada en ser solamente competitiva y productiva”.

El acto culminó con un regalo especial de los jóvenes al Papa: un “happi”, prenda tradicional japonesa utilizada en ocasiones festivas, que estaba adornada con mensajes en japonés, inglés y español. Uno de ellos decía: “te queremos”. Los jovenes pidieron a Francisco que se lo pusiera y el Papa aceptó: se lo puso sobre la túnica blanca mostrándolo con orgullo, ovacionado por la muchachada.

Tras el encuentro con los jóvenes Francisco celebró una misa de dos horas de duración ante 50 mil personas en el Estadio Tokio Dome. En su homilía, el obispo de Roma destacó la importancia del hogar, la escuela y la comunidad, unos espacios “que están siendo cada vez más deterioraos por la competición excesiva en la búsqueda de la ganancia y la eficiencia”.

Fuente: Clarín.-

Chequea también

Hallan restos humanos cerca del lugar donde se perdió el avión chileno

El gobernador de la región chilena de Magallanes, José Fernández, desde cuya capital, Punta Arenas, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *