Ciudad Santa Fé

La Ranita se transforma con obras viales y de agua potable

El intendente y la titular de la Agencia Santa Fe Hábitat recorrieron los trabajos que se concretan en el barrio y dialogaron con vecinos y vecinas. También se refirieron a los trabajos en Loyola y Yapeyú.

El intendente Emilio Jatón y la titular de la Agencia Santa Fe Hábitat, Paola Pallero, recorrieron las obras de mejoramiento que el municipio lleva adelante en barrio La Ranita. En diálogo con los vecinos, observaron los trabajos para la provisión de agua potable a las viviendas y la expansión del acueducto Santa Marta, junto con la construcción de cordón cuneta y mejorado o pavimento que avanza en distintas calles según lo planificado.

Los trabajos se enmarcan en el Plan Integrar que la Municipalidad de Santa Fe lleva adelante para mejorar la calidad de vida de 2.300 familias de los barrios Yapeyú, San Agustín, La Ranita y Loyola Norte. Contemplan la provisión de agua potable, cloacas, desagües domiciliarios y pluviales, alumbrado público, red vial y la puesta en valor del bulevar 12 de Octubre. El proyecto cuenta con financiación del Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF).

Luego de recorrer los avances de las obras, que ya llevan un 50 por ciento de ejecución, el intendente destacó lo que significa que el Estado esté presente en lugares largamente postergados: “Esta obra no solo beneficia a La Ranita, sino también a Yapeyú, San Agustín y Loyola Norte. Estos trabajos complementan el olvido del Estado en este lugar e incluye a más de 2300 familias”, dijo.

En consonancia, el mandatario repasó que en ese sector de la ciudad “no había agua, no había luz ni desagües y hoy estamos con un avance de obras cercano a la mitad. De verdad que al finalizar le va a cambiar la vida a la gente”, indicó Jatón, y puntualizó: “Las obras de desagües ya están prácticamente terminadas, sólo resta concretarlas con el acueducto Santa Marta. Luego vendrá el asfalto, pero ya vemos avances en estos trabajos que modifican la realidad de la gente”.

Asimismo, el intendente se refirió al anegamiento que se vivía en ese sector de la ciudad: “con lluvias de 20 milímetros esto estaba todo inundado, no se podía entrar ni salir del barrio. Ahora habrá desagües en cada esquina, una conexión a los acueductos y agua potable, en una zona que no tenía ningún servicio y a la que el Estado había olvidado. Ahora se equilibrará con los demás barrios de la ciudad”, indicó el mandatario.

Por su parte, Pallero recordó que “venimos trabajando hace mucho tiempo con los vecinos y vecinas de estos barrios, que ahora ven cómo los trabajos se van concretando, tal lo consensuado de manera colectiva en diferentes encuentros barriales”.

“Son obras muy esperadas en el noroeste de la ciudad. Es la primera vez en décadas que el municipio invierte en un conjunto de obras integrales de esta magnitud, que no sólo van a completar la infraestructura de servicios básicos, sino que también incluyen trabajos de pavimentación, mejorado, cordón cuneta e iluminación. A eso se suma la renovación total del bulevar 12 de octubre y de otros espacios públicos, así como la regularización dominial de lotes”, agregó la funcionaria.

En detalle

Las obras de provisión de agua potable a las viviendas localizadas en La Ranita y Loyola Norte registran un avance del 48%. A la vez, está próxima a completarse la expansión del acueducto Santa Marta, una obra estratégica que garantizará el suministro a dichos barrios y más adelante permitirá realizar conexiones complementarias para mejorar el abastecimiento de otras zonas. Con una extensión de 2.367 metros, consiste en el tendido de una cañería desde Camino Viejo (calle Menchaca) hasta la intersección de las calles Hugo Wast y Reinares.

En cuanto a la red vial, comenzaron los trabajos en calle Chubut, desde 12 de Octubre hasta Larrechea, y continúan por Larrechea hacia el norte. Las tareas incluyen la construcción de cordón cuneta y mejorado o pavimento, según el caso. Cabe mencionar que las obras proyectadas sobre las calles Chubut, Larrechea y Fray Santa María de Oro facilitarán el ingreso del transporte público y el servicio de recolección de residuos.

Por otra parte, las tareas de desagües pluviales ya avanzaron sobre el primer tramo de sección rectangular, que recorre la calle Ulrico Schmidl hasta desembocar en el reservorio ubicado detrás de Schmidl y diagonal Obligado. Además, en paralelo, se colocan cañerías de desagües pluviales de sección circular.

En lo que refiere a desagües domiciliarios, pronto se iniciarán las tareas de saneamiento de viviendas frentistas a la obra vial en La Ranita. El objetivo es evitar el vuelco de aguas grises hacia el nuevo sistema pluvial. Para realizar estos trabajos se llevó a cabo un relevamiento intra-lote de las viviendas y se ejecutarán las conexiones cloacales necesarias de acuerdo a cada caso.

Además, las tareas de alumbrado van a completar el tendido público de los barrios Loyola Norte y La Ranita con luminarias led y se van a ejecutar en los últimos tres meses de obra.

Del mismo modo, la remodelación integral del bulevar 12 de Octubre tiene un avance del 88%. Se encuentran prácticamente terminadas las obras en ambas veredas y en el cantero central: se colocaron nuevas luminarias led, se recuperaron las existentes y se instaló el mobiliario urbano, que incluye bancos y cestos de residuos. Actualmente, se ejecuta un nuevo cableado eléctrico.

Cabe mencionar también que, en el marco de las obras, se coordinan jornadas de mejoramiento ambiental junto a distintas áreas del municipio, en las que se trabaja todo lo referido a recolección de residuos, descacharrado y prevención del dengue.

“Ahora, el barrio vale la pena”

Estefanía Torres observa desde la puerta de su casa cómo día a día avanzan las obras en su cuadra, en su barrio: “Para nosotros es una alegría inmensa saber que están haciendo cordón cuneta, desagües, luces. A lo que era La Ranita antes, podemos decir que el barrio se mejoró. Esto era todo un barrial, los chicos no podían ir a la escuela, ni los adultos, al trabajo. En cambio, ahora con todo esto que están haciendo el barrio está quedando muy lindo”.

En ese sentido, Estefanía añadió: “Quiero agradecerles a todos, porque le están dando vida a La Ranita. Ahora vemos cómo la gente puede salir sin embarrarse, Estamos re contentos nosotros, nos pusieron el agua, ahora en La Ranita todos tenemos agua, antes salía un hilito de agua, esa es una mejora enorme para todos. Yo tengo tres hijos, ellos van a poder decir que están en un barrio que vale la pena, con todo lo que están haciendo está quedando hermoso todo”, expresó la vecina.

0 4 minutos leídos

Artículos Relacionados

Volver al botón superior