Afternews

Talleres Culturales: otro año de aprendizajes en el Teatro Municipal

El taller de Existencias Trans y el de Teatro para adultos presentan sus producciones 2022. En la primera de ellas, la puesta integra el trabajo de las mujeres que participan de los talleres de Costura y de Maquillaje en las Estaciones Coronel Dorrego y Mediateca, respectivamente.

Después de un año de encuentros en la sala Marechal del Teatro Municipal “1º de Mayo”, los talleres de Existencias Trans y de Teatro para adultos presentan las obras que crearon durante este ciclo. Ambas propuestas forman parte de la oferta de casi 20 talleres culturales gratuitos que brindó la Municipalidad durante este año en las Estaciones, en la pista de deportes urbanos Candioti Park, en la Estación Belgrano y en el Mercado Progreso, además del teatro.

Después de una primera función con localidades agotadas, el taller de Existencias Trans presenta “Irupé, testigo de la noche”, este jueves a las 20. “La obra retoma al teatro popular y al queer”, como explica Julio Nicolás Azogaray, autor del texto, la dirección general, la puesta en escena y el sonido: “Tomamos referencias de la cultura de las drag queen, del drag king y del transformismo, que fueron desplazadas de los circuitos teatrales y quedaron de algún modo familiarizadas con el teatro popular en barrios y vecinales. Me pareció interesante que sea justamente el grupo de Existencias Trans el que reivindique características de estas expresiones que no son habituales en una sala oficial”, asegura.

La sinopsis habla de un grupo que viaja por localidades del litoral para hacer shows de teatro queer, en un colectivo que decidieron bautizar “Irupé”. El vehículo sufre un desperfecto en un pueblo, lo que obliga a los personajes a vincularse con esa comunidad que celebra una fiesta popular entre chamarritas, chacareras y polcas. En esa trama, la dramaturgia incorpora relatos que el docente recuperó de las personas que participan del taller y guiños narrativos a dos referencias del cine: “Las aventuras de Priscila, la reina del desierto” y “¿Reinas o Reyes?”.

El título de la obra surgió de un intercambio colectivo: “En las conversaciones del taller fue surgiendo una cuestión simbólica, metafórica que llevó a asociar el irupé con la comunidad de personas trans, no solamente por la leyenda guaraní que habla de una mujer enamorada de la noche y de la luna, sino porque analizando las características de esta planta tan típica de nuestro litoral, de los humedales, sabemos que es esplendorosa cuando florece al anochecer, pero al mismo tiempo es frágil y se protege con espinas que crecen debajo del agua”, explica Azogaray.

Otro gesto que decidieron incorporar a la puesta fue que algunos personajes lleven el nombre de pila de referentes del movimiento LGBTIQ+. El elenco está integrado por Marcos Álvarez (Carlos), Mario Roberto Bevegni (Martín), Alejandra Caballero (Diana), María José Campos (Claudia), Eunice Aylén Cuello (Luisa), Leyla Dussol (Valeria), María Candelaria Farías (Daniela), Nora Alejandra Figueroa (Noly), Natah Foco (César), Teo Ariel Franco (Policía), Anahí Jerez (Alba), Sabrina Koch (Mariela), Facundo Martínez (Marcelo), Karla Alejandra Moncada (Pueblo) y Martina Orsini (Marina).

Al teatro por primera vez

Leyla Dussol es el nexo entre el grupo de Existencias Trans y los talleres de Costura, que brinda en la Estación de Coronel Dorrego; y el de Maquillaje, que se desarrolla con una gran convocatoria en la Estación Mediateca. A comienzos de este año, cuando empezaba el proyecto de la obra, propuso integrar estas experiencias. “Cuando hablaba en los barrios de lo que hacemos con Existencias Trans, les preguntaba a las chicas si alguna vez habían ido al teatro. La mayoría respondía que no, que no conocía el Municipal, y ahí surgió la idea de orientar las clases a la producción del vestuario y de maquillaje artístico para que tengan esa experiencia”.

Como en el taller de Costura se enseña a reutilizar prendas y textiles, cuenta Leyla, “las chicas llevaron remeras, camisas, pantalones, sábanas y así fuimos creando géneros para el vestuario de les chiques de teatro”. Después vendría la etapa de intervenirlos con brillo, glitter y tinturas madre para personalizar el vestuario de cada personaje. “Destinaron tiempo que podrían haber ocupado en confeccionar ropa o marroquinería para ellas mismas o comercializar, pero se comprometieron mucho con la realización del vestuario y lo vieron como una posibilidad de aprender algo distinto”, destacó.

Para las 24 mujeres que aprenden maquillaje en la Mediateca, el proyecto también planteó la oportunidad de hacer una práctica que de otra manera no tendrían. “El maquillaje de las drag es totalmente diferente del maquillaje social, el de una novia o para una fiesta, así que además de aprender eso van a estar detrás de escena, transitar los nervios de la función y ver en la obra el resultado final de su propio trabajo”, describe.

De los barrios al Municipal

Por otra parte, este viernes 2 a las 20, el taller de Teatro para adultos que coordina Sergio Coronel presenta “Cuerpo”, que ya se había mostrado como trabajo en proceso, en una primera función a sala llena en el mes de agosto.

El taller, que se inició en 2012 en la Vecinal Mariano Comas, circuló a lo largo de estos años por espacios de Villa del Parque, Barranquitas y el Centro Español. Desde 2021 funciona semanalmente en el Teatro Municipal, donde el grupo encontró las condiciones técnicas y espaciales adecuadas para la práctica. “Lo bueno de estar en el Teatro es que nos permite trabajar en la misma sala donde después hacemos la muestra final y eso genera mucha confianza en el grupo”, remarcó el docente.

“En 2021 tuvimos la primera oportunidad de trabajar ahí, pero todavía estaban las restricciones por la pandemia, entonces trabajamos en grupos reducidos, pero este año que arrancó con 40 personas inscriptas, nos permitió trabajar con mucha comodidad. La experiencia es un claro ejemplo de cómo los ciudadanos podemos ocupar y disfrutar de un espacio que es de todos”, agregó. El recorrido de la propuesta por diferentes barrios hasta encontrar su lugar en el Teatro Municipal también hizo que el grupo hoy reúna a vecinos y vecinas de Guadalupe Oeste, del barrio Sur, de La Guardia, de Villa del Parque, de barrio Constituyentes, de Sargento Cabral, de Santo Tomé y de Rincón.

Otro cambio que se introdujo en esta edición del taller fue ampliar la convocatoria, que inicialmente estaba destinada a adultos mayores, lo que permitió conformar un grupo más diverso en cuanto a las edades, que van desde los 20 a los 91 años. “Hay una mezcla que está buenísima”, considera Coronel, “porque el taller va mucho más allá de la experiencia de las clases. Los participantes se organizan para ir juntos al teatro y después analizar la obra o festejar cumpleaños. El taller no sólo genera el armado de una puesta para mostrar al público sino que hay mucho de socializar, acompañarse, salir o quedarse después de la clase para conversar”.

Esos vínculos y afectos que trascienden la clase, también se dieron con el grupo de Existencias Trans, contó el docente: “Los jueves nos cruzamos en el Teatro y eso fue generando un intercambio y un interés por ver qué se hace en el otro taller, por eso muchos fueron a ver “La asamblea de las plumas”, la intervención que hicieron en el Museo de la Constitución; y ahora están esperando para ver “Irupé, testigo de la noche”. Con Julio y Leyla también nos asistimos cuando es necesario. Siempre hay un rato de charla, de contarnos qué estamos haciendo. Leyla nos asiste en vestuario y da algunos consejos de maquillaje, por eso nos vamos integrando naturalmente”, detalló.

Cuerpo

El eje de la muestra es el trabajo corporal que realizaron este año, que derivó en crear nueve escenas con dramaturgia propia de las y los intérpretes, guiados por el docente. “Cada escena parte de ejercicios que van desde algo que construye el cuerpo en relación al otro, dan lugar después a la palabra y a partir de eso, a situaciones que derivaron en pequeñas historias. Entre escena y escena hay un cruce, un armado de movimiento donde el cuerpo es mucho más protagonista”, anticipó Coronel.

El grupo está integrado por Alejandra Caballero, Alicia Medina, Alicia Tobis, Ana Alarcón, Ana García, Beatriz Storani, Belkys Schumann, Catalina Falucho, Cladi Baiocco, Elvira Núñez, Elvira Part, Estela Donadio, Esther Barbero, Gloria Zuchiatti, Graciela Liendo, Hilda García, Lara Ledesma, Luciano Cancilleri, Isolina Castillo, María Esther López, María Martínez Coronel, Marta Rivero, Martha Fígoli, Nelvis Regalini, “Pirucha” Edith García, Romina Hadad, Rudy Gaillard, Sara Rodríguez y Stella Maris Núñez.

0 6 minutos leídos

Artículos Relacionados

Volver al botón superior