AfternewsPaísSalud

Un nuevo síntoma de Ómicron que afecta a bebés y niños

Especialistas en Medicina de Urgencias Pediátricas del Hospital Infantil de Seattle, en EE.UU., reportaron un aumento de casos de crup en menores de edad infectados con la variante Ómicron de covid.

“Estamos viendo más pacientes pediátricos con crup que dan positivo en las pruebas de covid, algo que no habíamos observado durante las fases anteriores de las oleadas de coronavirus”, dijo a CNN Ashley Keilman, especialista de ese hospital.

El crup es conocido también como laringotraqueobronquitis. Suele provocarse por los virus respiratorios de la parainfluenza. Afecta principalmente a niños de entre 6 meses y 3 años.

La mayoría de los niños tiene un solo episodio de crup, pero unos pocos tienen episodios repetidos (lo que se denomina crup espasmódico), iniciados por infecciones víricas que gradualmente disminuyen en frecuencia y gravedad.

El crup es la inflamación en la laringe, la tráquea y los bronquios que hace que los niños tengan una tos fuerte y distintiva. Cuando el niño intenta respirar, también puede producir un silbido agudo conocido como estridor.

Según Keilman, se produce cuando las vías respiratorias superiores se inflaman, dificultando la respiración del afectado. Los principales síntomas son:

  • Fiebre.
  • Goteo nasal (rinorrea).
  • Tos perruna (tos ronquera y frecuente).

Todos los síntomas empeoran por la noche y pueden despertar a los niños afectados. A menudo, parecen disminuir por la mañana y de nuevo empeorar por la noche.

El empeoramiento de los síntomas suele durar de 3 a 4 días, y la tos persistente cambia a otra menos sonora. Este cambio es preocupante para los padres porque creen que la infección se ha desplazado hacia el tórax. Sin embargo, es la evolución habitual de la enfermedad.

Crup y su prevalencia en menores contagiados con Ómicron

Los pacientes de crup, durante la oleada de Ómicron, tuvieron una probabilidad mayor de dar positivos por COVID-19. Según reveló la especialista, el 2,8% de los casos de crup dieron positivos durante la oleada de la variante Delta, frente al 48,2% durante la de la variante sudafricana.

“La variante Ómicron ha demostrado ser una enfermedad de las vías respiratorias superiores más que de las vías respiratorias inferiores en los pulmones y, por lo tanto, la gente lo descarta como un simple resfriado y no es gran cosa. Pero creo que lo que registramos es que, de las infecciones de las vías respiratorias superiores, de las infecciones virales, el crup es una de las más graves y lleva a los niños a la UCI con regularidad”, advirtió Indi Trehan, coautora del estudio y médico de Enfermedades Infecciosas, Virología y Medicina de Emergencia del Hospital Infantil de Seattle.

Y añadió: “Como te dirá cualquier padre, es una de las cosas más aterradoras ver que tu hijo no puede respirar por ello. Así que esta señal temprana de altas tasas de crup con Ómicron es bastante preocupante. Estamos tratando de hacer llegar esta noticia a nuestros colegas”.

Por su parte, Claudia Hoyen, especialista en Enfermedades Infecciosas pediátricas del Hospital Universitario Rainbow Babies and Children de Cleveland, explicó: “Sabemos que los tejidos nasales son mucho más receptivos a Ómicron. No hemos visto crup con otras oleadas de covid, pero ésta ha sido diferente”.

Por último, precisó que los tratamientos para crup son:

  • En la enfermedad leve: líquidos y aire humidificado.
  • En la enfermedad grave: hospitalización, oxígeno, epinefrina (adrenalina) y corticoides.

Artículos Relacionados

Volver al botón superior